Alquilar pisos para realquilar a turistas :  un negocio fraudulento organizado

En abril, una propietaria alquiló su piso del Gótico a la pareja perfecta: los dos con buenos trabajos y contrato fijo. Pagaron sin problemas 4.000 euros en efectivo, entre el mes de alquiler, los honorarios de la inmobiliaria y el depósito. la dueña no las tenía todas, porque le parecía extraño que la pareja quisiera vivir en un lugar tan céntrico, donde suele tener estudiantes. A los pocos días vio la trampa: no le pagaron el alquiler y vio que la habían transformado en un piso turístico.

«Cuando vi el anuncio de mi piso  fue muy violento, porque hay literas en la cocina, hay literas en el comedor. Hay empleo para ocho personas en un piso 60 metros cuadrados con un baño.»

Su, sin embargo, no es un caso único, y  la propietaria ha localizado 26 propietarios más que en abril alquilaron el piso a los mismos inquilinos y tampoco están cobrando el alquiler. Un negocio perfecto.

«Alquilan a una media de 250 euros al día, llenan los pisos de literas. Como no nos pagan los hemos denunciado por impago, y el desahucio por impago puede tardar, como mínimo, seis meses. Ellos tienen interés en utilizar la temporada de verano, y entonces entran en el mes de abril, y aunque se vayan en noviembre, el negocio está hecho. »

ver artículo completo ( catalán )  en:

http://bit.ly/2WRF6Vi